Archivo del blog

jueves, abril 12, 2018

VIRGILIO FERNÁNDEZ DEL REAL




Virgilio con su perrita


Conocí a Virgilio a través del profesor Dr. Gabriel Medrano, de la Universidad de Guanajuato. Me recomendó que fuera a cnocerlo porque iba a estar cerca de donde yo vivo actualmente.
Con mucho gustó me uní al homenaje que se le hacía a este gran brigadista español, con residencia en Guanajuato, México. Según datos recogidos de Diari de Guerra, Virgilio nació en Larache, en 1918, este año, 2018, Virgilio cumplirá 100 años. Vivió su infancia entre Sevilla y Cabra. Trabajó en el hospital de La Macarena haciendo prácticas, donde estudiaba medicina. Virgilio es un superviviente de la Guerra Civil Española. Él fue un soldado integrado en las Brigadas Internacionales, estuvo en un gran número de frentes dedicado siempre al servicio sanitario.


Su primer frente fue Somosierra, en Madrid. Le pilló la guerra haciendo prácticas, era practicante en el hospital de La Princesa y a partir de ahí, recorrió  varios frentes, lo incorporaron en el batallón Dombrowki de voluntarios polacos que más tarde se integró a la XIII Brigada Internacional.
En 1937, estuvo en la batalla de Brunete, donde entre la metralla, tuvieron que refugiarse en una trinchera para salvar la vida. Más tarde, estuvo en la batalla de Guadalajara, Torija, Brihuega, protagonizada por el Corpo di Truppe Volontarie (CTV) de Mussolini. Soldados italianos, que según Virgilio, llegaron a Cádiz engañados, ya que ellos pensaban que iban a Abisinia a cultivar tierras, pero al llegar a Cádiz les dieron su uniforme y les adiestraron en el uso de las armas. 
Después estuvo en Belchite, el frente de Aragón y la batalla del Ebro, julio 1938, formando parte de la 35 División Internacional, en esta batalla, afirma: "algún día llegamos a tener más de mil heridos en 24 horas". Siempre estuvo integrado en el equipo médico. Después pasó a Vilafranca del Penedés, allí permaneció hasta enero de 1939 que pasó a Barcelona al Hospital de Sant Pau. Cruzó la frontera a Francia y llegó al campo de concentración de Saint Cyprien donde dormían al aire libre, comían lentejas con arena y dormían en el suelo. Pasó muchas calamidades y en 1939, viajó a Normandía, donde se encontró con su madre y su hermano Carlos. Desde ahí llegaron a Veracruz, México, pasando por La Habana.  En Veracruz se encontraron con una hermana y allí pudo estudiar Medicina, licenciándose después en la Universidad de Nuevo León de Monterrey.

Virgilio y Esthelita su actual compañera

Virgilio luchó mucho en la vida, y en su camino se encontró con la canadiense Gene Byron, actriz, locutora de radionovelas en Nueva York y, también era pintora. En un viaje de Gene a México, para conocer artistas y muralistas mexicanos, se encontró con Virgilio. Se enamoraron y vivieron juntos en la ciudad de México. Luego, se establecieron en Guanajuato y compraron una hacienda minera, la de Santa Ana, allí empezaron los dos una vida nueva. Gene falleció en 1987 y Virgilio convirtió su hacienda en museo en honor a ella. No se puede uno ir de Guanajuato sin visitar tan magnífico Museo: 

http://www.museogenebyron.org/

http://museogenebyron.org/

Virgilio vive en Guanajuato desde 1958, no muy lejos de San Miguel Allende, donde se reunían soldados de las Brigadas Internaciones, especialmente de la Lincoln Brigade.  Regresó a España en 1975 ya con nacionalidad mexicana.
A Virgilio actualmente, se le ha hecho un merecido homenaje, allí en los lugares donde él estuvo. En su discurso en Torija, me pareció un hombre bueno, justo, positivo, sin rencor, buscando la paz y aconsejando a los jóvenes que practicaran el entendimiento entre unos y otros porque ese es el camino que puede hermanarnos y hacernos vivir en armonía. Porque en los tiempos que vivimos sólo podemos conseguir la paz y el entendimiento con respeto y comprensión. Virgilio, merece nuestro homenaje más sincero, por su vida, por su amor a España, a los lugares donde él nació, luchó y sobrevivió para después buscar el exilio en el acogedor país de México. 

Virgilio y Esthelita en el hospital - Madrid 2018

Me encantó conocer a Virgilio y a Esthelita, su ángel de la guarda, que lo cuida esmeradamente y lo lleva y lo trae con tanto cariño por los caminos que él recorrió. Sentí no poder estar más tiempo con ellos. No pude ir a Madrid a verles y ellos tampoco pudieron venir a casa. Pero si he seguido su itinerario y sus días en el hospital. Afortunadamente se recuperó y llegó bien a México y desde esta página me uno a los merecidos homenajes que le han hecho en España.



 En esta página resumo un poco su vida, pero es mucho lo que tiene que contarnos Virgilio, de su lucha y de su sabia experiencia de los años vividos aquí y allí donde habita. Desde Magias de México le hago también mi pequeño homenaje y ojalá le pueda visitar y entrevistar en Guanajuano, y así podamos hablar de muchas cosas, entre ellas, contrastar lo que mi padre me contaba de la Guerra Civil y sus vivencias por el Pirineo de Huesca. Le dedico con mucho respeto este poema que me inspiró y le entregué personalmente en Torija, Guadalajara, España. Y agradezco su valor, su vida, su entrega a sus propios ideales.  


Viajeros Virgilio y Esthelita 

Me contaba Esthelita sus aventuras y anécdotas de los innumerables viajes y sobre todo, las historias en los aeropuertos, viajes, de los que sin duda, se podría escribir un amplio libro. Gracias Virgilio, por tu sonrisa, tus experiencias, tu vida, dedicada a esa Unidad Militar de regimientos y batallones donde tú curabas a los heridos en lo que fue la Guerra Civil Española.


Fotos de cuando era joven y de como es ahora.


A VIRGILIO FERNÁNDEZ DEL REAL

Nadie puede borrar lo que hemos dado
porque nada se queda en el olvido;
pueden gritar las sombras que han vencido
pero el sol amamanta lo pasado.

Los sueños nunca quedan rezagados
el dolor manifiesta lo vivido
y en la injusticia de lo prohibido
triunfa la libertad de lo creado.

Virgilio es un ejemplo combatiente
un luchador a cara descubierta,
que antepone el deber a la venganza.

Es vivencia que explica lo valiente
en una sociedad triste e incierta
que precisa aprender de tu enseñanza.

 Con mucho cariño en Torija a 10 de Marzo de 2018
un día lluvioso y frío, pero inolvidable.


®Julie Sopetrán


https://youtu.be/0ITWwrnwmvU


domingo, marzo 11, 2018

SSHINDA

Gumersindo España Olivares, Sshinda - Foto: JS

MI HOMENAJE A SSHINDA

Recordando aquel día que lo conocí en Sopetrán. Con gran cariño.
A SSHINDA

Recuerdo tu mirada observadora
buscabas en lo viejo la belleza;
divisabas lo nuevo con presteza
como un niño que acecha lo que ignora.
Espectador de un mundo sin demora
que expresa con ternura su agudeza
y a la vez hace honor a su nobleza
buscando perfección en lo que añora.
Nuestro encuentro no tuvo ningún pero
intercambiamos magia de juguetes
en abrazo de dama y caballero.
Palabra y cachivache en caballete
cual esquema tratado con esmero
que describe el color que nos compete.

®Julie Sopetrán


Sshinda, fue juguetero, su vida, la dedicó a la artesanía del juguete tradicional de su terruño: Guanajuato, México.  Ha muerto hace poco, pero nos ha dejado su obra, su creatividad, su forma de ser y de sentir plasmado en cada una de sus creaciones. Lo conocí en Sopetrán él vino como invitado al Cuenta Cuentos de Guadalajara, España. Me lo presentó mi amigo el profesor de la Universidad de Guanajuato, Gabriel Medrano de Luna. Vinieron a visitarme a casa y tuve el gran placer de hablar con él, de experimentar su sencillez y su sabiduría de la vida. Estaba por entonces en casa, la estudiante Graciela Gutiérrez Cervantes, también de la Universidad de Guanajuano, ella conocía a Ssininda desde hacía tiempo y con ella y su profesor el Dr. Gabriel Medrano, recorrimos algunos pueblos de La Campiña alcarreña, que les mostré con mucho cariño. Luego comimos en casa y hablamos de muchas cosas, costumbres, historias, cuentos, supersticiones, recetas de salud a través de las plantas, etc.. Durante el día que pasamos juntos, fue para mí, tan intenso que aún puedo recordar sus palabras, describiéndome su "Taller La Puerta Vieja", como si fuera un cofre portador del arte popular de México. Su generosidad, sus lecciones, quedaron vivas en mi recuerdo. Recuerdo de un hombre y de un artista inolvidable como fue el Maestro Sshinda. 

Esta foto, está tomada del libro SSHINDA - El Mágico mundo de un juguetero Tradicional de Guanajuato. Del Profesor Gabriel Medrano de Luna. En la foto, vemos a Sshinda, trabajando en su taller.

Sshinda era el mayor de nueve hermanos y no se sabe de dónde llegó su apellido, pues tal y como lo transcribe el Profesor Medrano de Luna en su libro... decía: "Entonces, como nosotros no nos apellidamos España, tuvimos que preguntarle a mi abuelo ¿por qué España?, ¿por qué te apellidas España? Y dice: Cuando el mundo se inventó/ yo vine a formar la luna,/ y sin vanidad ninguna,/ yo soy como Dios me crió,/ yo no tuve padre ni madre,/ sólo sé que soy hijo del amor."
Sshinda, era un hombre muy generoso, adoraba los niños, y les regalaba juguetes que no fueran muy grandes. Él vivía con su familia en el municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas, un lugar muy conocido no sólo  por la juguetería tradicional, pero también por las hierbas y la brujería, pues se cuentan muchas historias e historietas que allí pasaron a este respecto. Y nadie mejor que Sshinda conocía estos secretos de las curaciones con las plantas que le rodeaban a la vez que nos contaba muchas leyendas. En este lugar habitaban, según nos cuenta Gabriel Medrano, los indios chichimecas y más tarde los otomíes.

En nuestro recorrido por La Campiña alcarreña, paramos en el Castillo de Torija, en la foto el Dr. Gabriel Medrano de Luna, Julie Sopetrán, Sshinda y Pilar Ayala.

A Sshinda le ayudaba mucho su esposa a elaborar sus juguetes, ella también los vendía y siempre estaban rodeados de niños.


SShinda con su esposa

Es hermoso conocer artesanos como Sshinda, gente del pueblo dedicados a lo que les hace felices, en este caso hacer juguetes, complacer a los niños y crear, siempre crear y tener activa la imaginación, poner en práctica la creatividad y dejar como herencia esta riqueza a los hijos, a los nietos, a la familia. Unos van heredando a otros y todos forman ese conjunto que es el Arte de un pueblo.  Desgraciadamente esto ya no existe en España. Ha sido un verdadero honor para mi haber conocido a Sshinda, como también a Graciela, al Profesor Gabriel... Todos ellos han enriquecido de alguna manera mi vida. Su visita a Sopetrán fue algo muy especial que agradezco hoy, recordando ya el ayer. 
También agradezco al Profesor Gabriel Medrano, su libro relacionado con la obra y vida de Shinda, de donde he sacado fotos e información de su vida. Y sobre todo presto especial atención a sus juguetes... que llevan impresa su alma, su grandeza.


Juguetes creación de Sshinda


Recomiendo igualmente la lectura de este libro, editado por la Universidad de Guanajuato. 
Sshinda - El Mágico mundo de un juguetero tradicional de Guanajuato. De el Profesor Dr. Gabriel Medrano de Luna. Y para mis lectores. Adjunto el pdf para que puedaqn conocer a Sshinda y lo puedan leer en Magias de México.  Mi felicitación y mi cariño para todos, pero especialmente para la familia de Sshinda a quien acompaño en el sentimiento por esa ausencia de nuestro Maestro Artesano. Que en Paz Descanse.



Portada del libro de Sshinda

Fotos: Excepto la primera foto, las demás están sacadas del libro Sshinda, del Dr. Gabriel                            Medrano de Luna. 

Texto: Julie Sopetrán



domingo, diciembre 03, 2017

MAGIAS DE MÉXICO

Catedral de Morelia, Michoacán, México

LUGARES INÉDITOS, PERSONAS, HISTORIAS, TRADICIONES QUE NOS HABLAN DE PAZ Y AMOR.

BLOG CREADO Y REGISTRADO POR 

                                                                 Julie Sopetrán


Fue hace ya varios años, como podrá ver el lector, que comencé este blog: MAGIAS DE MÉXICO. 

Lo creé con el cariño, trabajo y entusiasmo que siempre me ha inspirado este país. Esta admiración se la debo especialmente a la excelente fotógrafo de Ecuador, con residencia en California, Mary Andrade. En mi campo de trabajo periodístico, ella me invitó a conocer México, desde y con sus periódicos de California. Y fue así como comencé a crear este blog siguiendo la pauta de mis viajes, casi siempre de trabajo y observación de las costumbres mexicanas.   Lo he trabajado y le he dado el tiempo que me ha permitido habitarlo. Hoy, Octubre de 2015. Quiero darle otra cara y otro dinamismo, tal vez más actualizado. Más cercano al tiempo actual, a mis nuevos viajes y acercamiento a sus gentes. Pero en este blog quiero, ante todo, dar a conocer el magnífico país que es México. Pido disculpas por el tiempo que lo he tenido inactivo, pero nunca olvidado.   Y ahora, deseo que mis lectores y seguidores, lo den también su continuidad.
Mi abrazo y mi cariño para todos.  



Y especialmente a quien me dio la oportunidad de ir, de conocer México a Mary Andrade, Periodista, Fotógrafo, Maestra y Empresaria, quiero hoy rendir este pequeño homenaje, trayendo un poema que le escribí hace tiempo, allá en Las Islas Galápagos, donde aprendí tantas cosas de las aves y de lo que significa captar la imagen...


domingo, octubre 29, 2017

LA PRESUMIDA

                                                                    Foto: Mary Andrade

LA PRESUMIDA

Se ha vestido de gran dama
porque no es una cualquiera;
que pasea sus primores
como si una reina fuera.
Sus cabellos recogidos
y rizadas sus pestañas;
hasta el clavel cempasúchil
brilla adornando su cara.
Largos aretes endiosan
sus mejillas sonrosadas,
que dejan al descubierto
el sarcasmo en su mirada.
Cuando sonríe descubre
su dentadura postiza;
que con la boca tan grande
al instante exterioriza.
Su vestido de lunares
va endosado de puntillas;
y activa un gesto elegante
cuando entreabre la sombrilla...
Y como toda ella es hueso
fácilmente ratifico,
que sujeta en su cintura
el cuerpo de un abanico.
Chata, altiva y muy garbosa
nos mira con ironía;
como diciendo a su paso
que ya nos llegará el día...
Y tantito no sabemos
por donde nos va sitiando;
pues no más, la Presumida
no dice cómo, ni cuándo...


©Julie Sopetrán







 

sábado, octubre 28, 2017

EN LA CALLE




EN LA CALLE  - Calaca

Tres amigos se encontraron
para hablar de cualquier cosa;
se sentaron en un banco
dejando abierta la losa...
Sin un pelo en la cabeza
deshuesados y sonrientes;
se lo pasaban fetén
viendo pasar a la gente.
Uno de ellos se fijaba
en una guapa mozuela;
que perdía sus andares
por la estrecha callejuela.
El del centro suspiraba
recordando su vivencia;
y hasta quería volver
al sueño de la existencia.
El tercero acobardado
mirando al suelo pensaba;
que era mejor estar muerto
que mirar lo que pasaba:
un niño muerto del hambre
un político ladrón,
un emigrante sin casa
y cuántos... sin corazón.
Los tres se sintieron tristes
y a la tumba regresaron;
la losa quedó cerrada
y del mundo, se olvidaron.


©Julie Sopetrán

martes, octubre 24, 2017

LA PELONA FLORISTA - Calaca




Fotografía de Mary Andrade  http://dayofthedead.com/category/calacas-y-sus-poemas/


LA PELONA FLORISTA 

La Muerte estaba aburrida
sin garbo y sin desparpajo;
deambulaba las calles
sin comida ni trabajo...
Se fue al campo vagabunda
halló una milpa de flores;
y de repente le entraron

las ganas y los sudores...
Y le gustó el cempasúchil
se acicaló como dama;

adornó su calavera
con una flor porcelana.
Con su vestido estampado
y su cara sonriente,

vendiendo su mercancía
disfrutaba de la gente
y apenas sin desearlo
les enseñaba los dientes...

Y se ha pintado los ojos
de azul como una vedette;
enseñando en sus mejillas
un rosado colorete.
Sus labios rojos carmín

su collar granate oscuro;
La Florista está contenta
y le sonríe al futuro.

Vende, vende el cempasúchil
con amarillo interés;
 y arrodillada entre flores
se le han dormido los pies.

Hasta trabaja a deshoras
y lo hace con buen criterio,
para que no falten flores
en su amado cementerio.


©Julie Sopetrán


martes, octubre 17, 2017

CALACA - LA PECADORA



Foto: Mary Andrade
http://dayofthedead.com/category/calacas-y-sus-poemas/

http://eltiempohabitado.blog/poemas-calacas-y-calaveritas/

CALACAS Y CALAVERITAS

LA PECADORA

Estos días de esqueletos
prehistórica y activa;
La Muerte vino a decirme
que aunque vieja, está muy viva.
Pasea por los incendios
como si fuera bombera;
y se hace amiga del viento
para llevarse a cualquiera.
Se adentra en los huracanes
con su guadaña de acero;
y destruye al que se ponga
debajo, del aguacero.
Por aluviones navega
su barquita es la guadaña;
la corriente la pasea
por los lugares que daña.
Sonríe donde no llueve
la sequedad la seduce;
disfruta viendo morir
cualquier flor que se le cruce.
Se para en la carretera
provoca los accidentes;
y lo que menos la importa
es que se muera la gente.
Va por la tierra y el aire
persigue a pobres y a ricos;
cuando despista al piloto
la nave se vuelve añicos.
La muerte no se resiste
guerrera y provocadora;
la Iglesia la dignifica
pero es una Pecadora.
¿Y por qué a mi me castigan
cuando amo con vehemencia
y luego la muerte libre
se queda sin penitencia?
Porque soy la tradición
tengo instinto de protesta;
desciendo de Eva y Adán
y el pecado... me molesta.

©Julie Sopetrán